La realidad detrás de las mentiras



Toda mi vida me he preguntado por qué la gente miente. Algunos dicen que por evitarse las consecuencias de sus actos, por temor a la realidad y otros lo justifican diciendo que lo hacen por ayudar a alguien. Normalmente nos gusta ocultarnos detrás de una mentira, ponernos una máscara, pero la verdad es que esto no conlleva a nada bueno, hace daño sin importar con qué propósito se haga.

La mente es muy poderosa y puede convencerte de cualquier cosa. Las mentiras hacen que un acto que sabes que está mal se convierta en un acto bueno. Realmente no te evitan problemas, ya que, como dice Martín Lutero: “la mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve”.

Las virtudes y los vicios se construyen a través de pequeños actos que se van volviendo hábitos y la costumbre y la mentira son vicios que uno va alimentando a diario. ¿Cómo hacer para que las mentiras no aumenten el poder sobre ti?

El valor de una persona se mide por cómo se muestra a sí mismo ante la sociedad, sin nada de máscaras tal cual es. Eso es lo que importa, ser uno mismo por lo que es y no por lo que quiere aparentar ser.

¿Será este el primer paso para levantar el velo y encontrar la realidad que muchos tememos encontrar?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS