Cómo convertirse en monstruos para DUMMIES

                                           

He escuchado a varias personas opinar sobre casos como el de Rafael Uribe. Dicen frases como: "es un desgraciado, como puede ser tan perverso, ojalá se pudra en la cárcel". Varias personas me han dicho: ¿cómo puede alguien hacer cosas tan inhumanas, tan crueles? ¿A quien se le ocurre violar y matar a una niña indefensa? Hay que ser un monstruo para hacer algo así.


Un asesino en serie estadounidense, Ted Bundy (con más de 36 asesinatos y violaciones de mujeres), nos cuenta la receta de como una persona común y corriente, como usted y yo, llega a convertirse en un monstruo así:


Todo empieza con un pensamiento, no lo rechace, escóndalo en un lugar oscuro donde no lo toquen y nadie pueda opinar, déjelo reposar varios días. En otro recipiente, mezcle ir a misa todos los domingos, (en lo posible comulgue), aparente con la familia que todo está bien, predique y no aplique, dese gusto en todos sus caprichos, no piense en los demás. Revuelva los dos recipientes y cuando la masa cuaje,  diríjase a su cuarto, cierre la puerta con seguro (muy importante el seguro), abra su computador, métase a internet y vea un vídeo que lo inspire, para poder darle rienda suelta a ese pensamiento y dejarse llevar por sus emociones, pensando que esta es la última vez que lo va a hacer.


No se preocupe si le surgen sentimientos de culpa, esto es natural y todo el mundo lo hace.


Repítalo diariamente, cuando ya se acostumbre y el placer desaparezca empiece a agregarle  progresivamente estos ingredientes: vídeos más violentos, violaciones de adultos... violaciones a niños, asesinatos tras el acto. Toda esa culpa que le generan estos actos, escondalo, por nada del mundo deje que alguien se entere, mantenga una doble vida.


Después de agregarle estos nuevos ingredientes, va a darse cuenta que no son suficientes. ¡Ahora sí a la acción!


Necesitamos una víctima, alguien 
frágil e indefenso. Deje fluir su instinto animal y no piense en las consecuencias que esto le puede traer, disfrute este momento que es corto y a su vez tan adictivo que su vida de ahora en adelante se dedicará única y exclusivamente a esto.
Rafael Uribe, ¿un monstruo y una víctima más de los engaños de este mundo?

María Paula Gallegos Villegas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS