Mentira Mortal



La gente está a favor del aborto porque realmente no saben qué es. En este artículo voy a explicar varios puntos que cualquier persona debe saber sobre el aborto. Adicional a esto dejaré varias fuentes en donde podrán investigar más a fondo y formarse un criterio con fundamento.

El aborto esta cubierto de mentiras, a las madres no les dicen la verdad sobre lo que van a hacer. Las clínicas abortivas tienen como regla no tener imágenes de bebés dentro del hospital. En el momento de hacerles la ecografía a las mamás les tapan la pantalla para que no se den cuenta que lo que van a abortar es un bebé. Les dicen que es solo una masa de tejidos, que es el cuerpo de ellas y que tienen la libertad de escoger qué hacer con él y que nadie les puede imponer una moralidad. Nunca hablan de “bebé” si no de “ la bolsa de células”, de está manera trabajan psicológicamente a las mujeres. ¿Cómo mas pueden lograr que una madre decida matar a su propio bebé si no es convenciéndolas de que la realidad es otra?

El aborto es la muerte de un bebé en el vientre de la madre producida durante cualquier etapa del embarazo, que va desde la fecundación (unión del óvulo con el espermatozoide) hasta el momento previo al nacimiento.  El aborto espontáneo es cuando existe una anomalía o disfunción no prevista ni deseada, que produce el fin del embarazo sin ninguna intervención humana. El aborto provocado, es cuando se decide terminar un embarazo de manera voluntaria: se decide matar al bebé con alguno de los métodos abortivos.

Existen varios tipos de métodos abortivos, estos son utilizados dependiendo del tamaño que tenga el bebé:

Pastilla abortiva: Se utiliza si el bebe tiene menos de 7 semanas. ¿Cómo funcionan?
Se toma una píldora llamada mifepristona, esta bloquea la progesterona (la hormona que produce el cuerpo de manera natural para estabilizar lo que reviste al útero), al bloquearla, priva al bebé del elemento vital, haciendo que se muera de hambre.

Después de esto se debe administrar otro medicamento que contiene misoprostol, éste combinado con la mifepristona, producen en el organismo cólicos y sangrados muy fuertes para haciendo que el útero se contraiga hasta que se da la expulsión del bebé. El sangrado puede durar varios días. El bebé sale del organismo en cualquier momento durante los sangrados. La mamá puede estar en el inodoro preparada para expulsar al bebé y ver como sale. Si se detiene a mirarlo puede ver como ya tiene formadas las partes del cuerpo, podría hasta contar los deditos.

Aborto por succión: Este proceso se hace antes de las 12 semanas, ya que después de esto el bebé no cabe en el tubo de succión. Para poder ingresar el tubo de succión deben dilatar el cuello del útero, ya que permanece de un tamaño pequeño para proteger al bebé hasta que sea el momento del nacimiento. En esta etapa del embarazo el bebé ya tiene nervios (es decir siente), pulsaciones, piernas, brazos, pero los huesos son muy débiles. Al ingresar el tubo hasta el útero de la mamá, succionan con una potencia de 10 a 20 veces más poderosa que la de una aspiradora de casa. El bebé es arrancado por la fuerza de esta succión. Se van desprendiendo la cabeza, las piernas, los brazos, todas las partes del cuerpo, estas pasan por el tubo, incluyendo la placenta. Al terminar el proceso de succión pueden quedar pedazos del bebé dentro del útero, para esto se utiliza otra herramienta que saca los pedazos que quedaron dentro para que la mamá no se vaya a infectar.

Dilatación y curetaje: Cuando el bebé ya pasó la semana 12, este el es procedimiento que sigue. Se dilata el útero y a diferencia de la succión, se inserta una cureta, instrumento que se encarga de eliminar el tejido del útero mediante el raspado o el cucharillado, en este procedimiento literalmente destrozan al bebé parte por parte, hasta despedazarlo y poderlo sacar de a poquitos.

Inyección: Se realiza cuando el embarazo está muy avanzado. Se inyecta una droga llamada Digoxina. Con una aguja introducen la droga y la inyectan directamente en la cabeza, en el torso o en el corazón del bebé. El bebé siente el dolor de esta droga que poco a poco lo mata. Al haber inyectado al bebé se le inserta un dilatador en el útero a la mamá y se le deja durante 2 o 3 días hasta que el útero esté lo suficientemente dilatado para sacar al bebé muerto. Si a los 2 días, al realizarle una ecografía, el bebé sigue con vida, lo vuelven a inyectar para asegurarse de que se muera.

Llamemos las cosas por su nombre, no nos dejemos engañar, ¡un aborto es un asesinato de un ser indefenso! ¿Un crimen de lesa humanidad?
           
Todos vinimos a este mundo por un propósito y una misión. Todos, absolutamente todos, tenemos una razón para existir. Si Dios decidió que un bebé llegara, Él sabe por qué, nosotros somos creaturas de Él, no tenemos la capacidad de entenderlo del todo. No nos corresponde decidir quién vive y quién muere.  Lo peor, no tenemos derecho a  matar a una criatura indefensa: un bebé que no tiene como gritar, como defenderse, como luchar por su vida. Un bebé que no tiene la culpa de nada y que así como tú vives, el también tiene derecho.


Fuentes de interés:



Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS