Sobre el aborto



Lo que pienso sobre el aborto:

1. El embrión no es un saco de células. Desde el comienzo es un ser humano pequeño pero completo (tiene piernas, dedos, cabeza, corazón que late). El aborto corta en pedazos ese pequeño ser, o lo succiona o lo quema... mientras está vivo. Estos son hechos. No dependen de religiones o creencias.
2. Como ser humano SIENTE el dolor y la muerte en la medida de su desarrollo.
3. Para tomar decisiones adecuadas la persona necesita estar enterada a fondo y de forma completa de lo que implica cada acto de manera de no dejarse manipular.
4. Todo acto errado tiene consecuencias para quien lo comete, sea consciente o no de lo que hace.
5. El abortismo con sus argumentos cada vez más agresivos y violentos lo que busca es acallar la conciencia que cada uno de los seres humanos llevamos dentro y que nos habla con claridad del bien y el mal.

Pienso que saber lo que es el aborto no resuelve el problema social y personal que implica. Solo muestra su verdadera dimensión. El hecho de que sea algo casi incontrolable no puede implicar que se suavice o tuerza su significado a conveniencia, su realidad intrínseca. El problema es el aborto en sí (la muerte de un ser humano) y todas las consecuencias de dolor y sufrimiento que acarrea.
El desposeer al bebé no nacido de su condición de ser humano para reducirlo a un saco de células, solo busca esconder la tragedia que implica el aborto y justificar como mal menor un horror social, un crimen abominable e injustificable de otra forma. Es decir, si aceptamos la humanidad del ser desde su concepción nos vemos obligados a tender el problema en su verdadera dimensión. Pretender resolver el problema de la concepción indeseada legalizando lo que a todas luces es un crimen, no alivia la situación social sino que la ahonda, tal vez no desde un punto de vista sanitario, pero sí desde un punto de vista ético o moral: no por legalizar un crimen este deja de ser crimen.
Por otra parte parece que el pensamiento abortista va de la mano con la supuesta libertad sexual (acuéstate con quien quieras cuando quieras), el sexo prematrimonial, el matrimonio homosexual, la identidad de género.
Curioso, por decir lo menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS