Vestiduras


Estas vestiduras que la vida nos impone. Estas sonrisas, estos fingimientos, este estar siempre en competencia con no sabemos quién, sombras, sombras tratando de superar lo insuperable, porque al fin de cuentas siempre estamos solos.
En el fondo, en el silencio, siempre estamos solos y la soledad nos grita lo que somos, lo que hemos hecho. Nos grita el dolor, nos grita el miedo, nuestro miedo de tanto tiempo ya. Por eso corremos, por eso competimos, por eso tratamos de acallar y subyugar al otro, al de al lado en esta carrera incesante de rabias y miedos. ¿Y al final? Solos de nuevo ante el dolor y la muerte. Y el miedo, allí, presente, siempre presente, el miedo.
Es quizás nuestra historia, la historia del hombre, este silencio que pretendemos acallar, este silencio que llevamos dentro, que nos grita desde dentro, desde oscuras noches de desesperación.

Herza Barzatt.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS