EL SENTIDO DE LA VIDA


Tú, ¿para qué vives? ¿Qué construyes? ¿Qué diferencia hay entre tu hoy y tu ayer? Es decir, ¿vives o sobrevives y solo vives de la apariencia de vivir mientras vas lentamente muriendo? ¿Conquistas alturas, descubres mundos, viajas a lo profundo de la existencia? O solo dejas pasar los dias uno tras otro esperando… ¿esperando qué? ¿No tocas el mundo, no influyes en él, solo deambulas creyendo creer, creyendo obtener, creyendo tener, deambulas ciego sin metas ni destino?

Quizás sobrevives luchando por lo necesario para garantizar tu seguridad, lo necesario para medrar y respirar durante un día mas, un día insípido, gris vacío y triste como el anterior… ¿o quizas vives para unos hijos que tan pronto puedan te dejarán atrás y solo volveran de vez en cuando a saludar ese cascarón vacío en que te has convertido? ¿O has decidido que son los viajes los que le pueden dar sentido a tu vida? ¿La emoción de escoher un destino, el avión, la llegada, el hotel, las excursiones de cada sitio para el turista perfecto, vacío de emociones y que en el fondo no hace otra cosa que huir de la inutilidad de su vida, del vacío de sus metas, de la tristeza de una vida que se gastó para nada? Ah, tal vez sea que como crees que vienes de la nada no hay problema en gastar la vida en nada. O peor aún, ¿serás de aquellos que creen en un dios a quien aplacan yendo a misa los Domingos y confesándose de vez en cuando de pecados insulsos, tan tristes y superficiales como tu vida misma?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Letter for Bishop

¿Duermes?

ALGUNAS COSAS OBVIAS